La CajaLab

Ciclos y transformaciones: Cuidado del planeta desde la mujer cíclica

¿Cuándo llueve y hace sol, son las gracias del señor? un dicho coloquial que refleja los cambiantes patrones climáticos de nuestro mundo. En ese contexto, me he preguntado: ¿Cómo podemos, como mujeres, cuidar conscientemente de nosotras mismas y menstruar en armonía con el planeta que habitamos? ¿realmente aplicamos el autocuidado y nos amamos para, a su vez, amar nuestro entorno? El amor propio es el inicio de un viaje, donde al aceptarnos como seres únicos, comenzamos a amarnos tal como somos.


En este Blog, exploraremos mi historia de transformación, desde una vida de oficina hasta convertirme en una emprendedora apasionada. El universo conspiro a mi favor, guiándome hacia la creación de productos sostenibles y prácticos para las mujeres. Mi enfoque en el consumo consiente como mujer me llevo al nacimiento de DESANA CULTURA CERO PLASTICO. A lo largo de este viaje, he respaldado organizaciones y espacios diversos, compartiendo la importancia de la “Mujer Cíclica” y expandiendo la consciencia sobre el ciclo menstrual. Unidas en esta revolución abrazamos la sostenibilidad y el amor hacia nuestro planeta.

Soy una mujer cíclica empoderada y en este momento de mi vida me amo tal como soy, no siempre fue así, pues me la pasaba muy ocupada con el diario vivir, la rutina y diferentes trabajos que absorbían todo mi tiempo, soñaba con ser voluntaria o hacer parte de algún colectivo que trabajara en pro de su comunidad y como un regalo de Dios, quede “desempleada” de un trabajo de oficina, ejerciendo un oficio desde hace casi 20 años, estresada, enferma a mas no poder con supuestamente enfermedades crónicas que hoy en día no existen en mi vida.

Un día, vi un anuncio en una pared que cambió mi vida para siempre. A los 40 años, empecé a aprender a ser más empática y a hacer cosas que antes ni siquiera había considerado, como el perifoneo, hablar en público y visitar a mis vecinos para invitarlos a unirse a diferentes proyectos. Aprendí a bailar y cantar con niños y niñas, acompañando procesos en comunidades locales y extranjeras. Descubrí que el amor no tiene fronteras, y que puedes cambiar el mundo desde cualquier lugar, siempre y cuando tengas el corazón y el espíritu dispuestos.

¡El universo comienza a conspirar a tu favor!

Durante este proceso, me uní a otra organización que, con voluntad y cariño, llevaba a las comunidades la importancia de cuidar conscientemente el planeta en el que vivimos. Fue allí donde conocí la dinámica del ecotrueque, un sistema en el que, a cambio de llevar tus materiales reciclables, tenías acceso a literatura de calidad, juguetes, pinturas y a talleres mágicos que enamoraban a todos. Fue entonces cuando nació en mí la Conciencia Ambiental, y empecé a reflexionar sobre cómo el consumo de plástico impacta el mundo. La verdad me entristece pensar en ello. Así que, ¿por qué no crear bolsas ecológicas y pintarlas a mano para que puedan formar parte de un compostaje futuro? De esa forma, devolveríamos a la tierra el algodón que prestó para hacer nuestras Ecobags.

Luego, investigando el impacto climático del uso del plástico, me di cuenta de que una toalla higiénica puede tardar hasta 800 años en biodegradarse. ¡Eso es una locura! Después de varios ensayos y errores, fabriqué una toalla higiénica reutilizable que puede ser lavada y reutilizada en cada ciclo. Sentí que, a partir de ese momento, también podía cambiar el mundo. Luego llegaron los protectores diarios reutilizables, los pomitos de tela reutilizables desmaquillantes y, por supuesto, la Copa Menstrual. Todas las mujeres coinciden en que “¡LA COPA MENSTRUAL ME CAMBIÓ LA VIDA!” y hay un antes y un después maravilloso cuando la utilizas. Pero, mientras investigaba más a fondo cómo se sentían las chicas al respecto, me encontré con algo llamado la POBREZA MENSTRUAL, un problema que afecta a mujeres de todos los estratos socioeconómicos. Durante mucho tiempo, el ciclo menstrual fue un tabú incomprensible.

Además, soy voluntaria en una fundación de niñas desde los 7 años, a quienes, a través del arte, les hablo de su menarquia y de su poder como mujeres cíclicas. Son mujeres gestoras de vida, de ideas y tienen el poder de cambiar el mundo. Y lo mejor de todo, ¡es posible! Les enseño a todas las opciones disponibles para cuidar su ciclo y a sentirse orgullosas de ser mujeres.

Todas estas maravillosas experiencias que viví y sigo viviendo dieron origen a mi emprendimiento llamado DESANA CULTURA CERO PLÁSTICO. Aquí, además de hablar a mujeres de todas las edades sobre el autocuidado, les cuento cómo, a través de un simple pin, botón, prenda o accesorio, pueden llevar un mensaje de amor propio y conciencia ambiental.

Claramente, todo lo mencionado no podría haber sido posible si no hubiera sido consecuente con mi consumo personal, a lo que llamé mi “dosis personal de plástico”. Así que reduje al mínimo su expresión en mi vida:

  • Toallas higiénicas reutilizables de tela, protectores reutilizables de tela, pomitos de toalla reutilizables y la Copa Menstrual.
  • Si solía usar un frasco de desodorante convencional mensualmente, lo que generaba un residuo, comencé a fabricar mi propio desodorante. Te invito a hacer lo mismo, ya que es saludable y evita riesgos de enfermedades.
  • También entendí que los productos de higiene bucal generan una cantidad significativa de envases de plástico. Por eso, te animo a fabricar tu propia crema dental. Además, no hay mejor desinfectante bucal que los clavos de olor.
  • En lugar de usar talcos, me di cuenta de que la fécula de maíz funcionaba muy bien.
  • Comencé a teñirme el cabello utilizando Violeta de Genciana.
  • Por último, en lugar de los jabones comerciales, opté por usar jabón de tierra y jabones naturales elaborados por otros emprendimientos con extractos naturales en el rostro.

En lo personal, esta transformación en mis hábitos de consumo mejoró notablemente mi cuerpo y mi salud. Me siento muy feliz de compartir mi rutina de autocuidado y de concienciar sobre cómo nuestras elecciones afectan a nuestro ÚNICO PLANETA.

Con todo mi amor a quien lea este Blog, háganse un regalo para sí, e investiguen muy bien lo que usan, que no solo cuide y te haga ver diferente por fuera si no que todo lo que consumas sea de manera consciente, porque mereces lo mejor, y todo lo que llega a tu vida y cuerpo debe ser lo más limpio y sagrado posible.

Es maravilloso contar con la innovación digital, ya que con ella podemos dar la vuelta al mundo y contar parte de tu vida y sin saberlo tocar corazones y mentes gracias a esta valiosa herramienta, agradezco a La Caja Lab., por empoderar a mujeres como yo, que con mi emprendimiento estoy cambiando hábitos y con esta herramienta seguro lo hare llegando a más lugares, si quieres ver y conocer más de mí, sígueme en Instagram como @violeta.almendra y @desana_culturaceroplastico, me puedes compartir o comentar los que quieres, aquí te espero…

Adriana Solis Mueses
Emprendedora
DESANA Cultura Cero Plastico
@desana_culturaceroplastico

Scroll to Top